El consumo colaborativo, oportunidades y riesgos

Ventajas y desventajas de compartir bienes y servicios entre particulares.

Casas, coches, oficinas, comida y hasta dinero. Todo lo que sea susceptible de intercambiar cabe en el consumo colaborativo, un sistema que va más allá del trueque y que está en alza por la crisis. Sin embargo, no hay control alguno. Aquí, la confianza es clave. Y ahí está su mayor riesgo.

¿Son seguros estos sitios? ¿Realizan competencia desleal? ¿Habría que someterlos a regulación?

http://www.elmundo.es/economia/2014/04/03/533c02d4e2704ea93b8b4575.html

Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *